Teléfono: 974 420 779

info@artmemori.com

El apoyo del entorno en el duelo: Nuestras necesidades relacionales

  • lunes 11 de mayo de 2015

El proceso de duelo es un proceso íntimo y social al mismo tiempo.

 

Se trata de un proceso íntimo ya que la forma de responder ante la pérdida varía en cada persona y depende de su carácter, edad, experiencias previas de pérdidas, de la relación o el vínculo emocional con la persona fallecida.

 

Por otra parte el duelo necesita reconocimiento social, ya que resulta de gran ayuda recibir el apoyo y la compañía de los seres queridos. Esto último es muy importante porque en la medida en que por parte del entorno se respete a la persona su propio proceso de duelo, se le reconozca y se le permita, ésta tendrá menos dificultades en el proceso de aceptar y elaborar su nueva situación en comparación con aquellas personas que vivan su duelo presionadas, no reconocidas, no apoyadas o no respetadas por su entorno.

 

¿De qué manera puede ayudar en el proceso de duelo mi relación con el entorno, con mis familiares y amigos?

 

A través de nuestras relaciones con los demás alimentamos nuestras necesidades relacionales, y si esto no fuera así, las relaciones con nuestro entorno carecerían de interés y de sentido para nosotros. Siempre son fundamentales para todos los seres humanos, ya que forman parte de nuestra supervivencia como seres sociales que somos, pero en el caso de estar atravesando un proceso de duelo cobran especial importancia.

 

¿Qué son las necesidades relacionales? ¿Influyen o son influidas en el proceso de duelo?

 

Todas las personas experimentan estas necesidades relacionales. Son componentes de la relación que están presentes cada día de nuestra vida. Nos solemos dar cuenta de su presencia cuando no nos ocupamos de ellas: se hacen más intensas, apremiantes y se experimentan como una especie de vacío, anhelo o soledad. Si no satisfacemos estas necesidades podemos frustrarnos, y enfadarnos y si esta situación se alarga en el tiempo, el resultado puede ser una pérdida de energía o de esperanza.

 

Las necesidades relacionales están presentes en todo el ciclo vital, desde la primera infancia hasta la senectud. Estas necesidades son la base de nuestra cualidad de seres humanos.

 

Necesidades Relacionales

 

1.   LA SEGURIDAD

En una relación, uno necesita sobrevivir y estar a salvo. Es importante saber que la relación es un lugar donde podemos ser quienes realmente somos, donde podemos mostrarnos del todo sin temor a perder el respeto y el afecto que la otra persona siente por nosotros. Todos tenemos a esa persona/as con la que sabemos que nos podemos desmoronar en los peores momentos.

 

2.  LA VALORACIÓN

La necesidad de que a uno le valoren, le cuiden, y le consideren valioso es una parte obvia de cualquier relación. Sea lo que sea que haga la persona, tiene una función importante, un propósito; y ese propósito tiene un valor. Es la mejor valoración que nos pueden hacer en un proceso de duelo, comprender que todo tiene un sentido para nosotros, sin juzgar sino dándole el valor necesario. De esta forma al valorar su forma de sentir, pensar o hacer estamos diciéndole de alguna manera que es normal, le damos legitimidad para hacerlo.

 

3.   LA ACEPTACIÓN (apoyo y protección por parte de una figura estable)

Ante una situación de pérdida, que desbarata toda nuestra existencia, necesitamos alguien estable, alguien que nos sostenga que sepamos que acepta nuestra respuesta a la pérdida y nos da el apoyo que necesitamos.

 

4.   LA RECIPROCIDAD

Es la necesidad de estar con alguien que haya vivido lo mismo que nosotros, alguien que pueda comprender lo que estamos experimentando porque le haya pasado algo parecido, en su vida real. Está claro que no hay dos duelos iguales porque cada persona elabora su propio duelo pero muchas veces las personas que asisten a grupos de duelo como por ejemplo, padres cuyos hijos han fallecido o viudos/as, manifiestan que es en los grupos donde encuentran personas que pueden comprender lo que ellos están viviendo porque están pasando por lo mismo.

 

5.   LA AUTODEFINICIÓN

Todas las personas tenemos la necesidad de experimentar y de expresar nuestra propia singularidad y de hacer que los demás reconozcan y respeten esa singularidad.

En un proceso de duelo, necesitamos expresar nuestra propia forma de elaborar nuestra pérdida y que se respete por parte de nuestro entorno. Por ello, mejor que dar consejos y decir lo que tienen que hacer, si queremos ayudar a alguien de nuestro entorno que está en proceso de duelo, podemos ayudarle a que él/ella encuentre su propia forma de elaborar el duelo, escuchándole, fomentando la reflexión con una actitud de curiosidad, respeto y cariño en todo momento.

 

6.   HACER IMPACTO

Una parte esencial de cualquier relación significativa es causar un impacto en la otra persona. Esto significa que podemos influir en el otro de alguna forma, de cambiar lo que piensa, de que actúe de forma diferente, o de producir una respuesta emocional en él/ella. Cuando estamos en duelo, de alguna manera nos reconforta el ver que nuestro dolor impacta también a los demás, y el poder compartir ese impacto por la pérdida con las personas significativas para nosotros nos alivia.

 

7.   QUE EL OTRO TOME LA INICIATIVA

Cualquier relación en la que seamos nosotros los que tengamos que dar siempre el primer paso, tomar la iniciativa, al final será insatisfactoria. En el caso de una persona en duelo aun cobra más importancia esta necesidad porque tendemos a ofrecer nuestra ayuda diciendo cosas como: “llámame, para lo que necesites” o “nos vemos cuando tú quieras y tomamos un café”.

 

Estas expresiones, aunque están cargadas de buena intención, si nosotros no tomamos la iniciativa y llamamos, y seguimos manteniendo nuestro ofrecimiento en el tiempo, la persona en duelo tendrá dificultades para tomar la iniciativa por los momentos tan difíciles que está viviendo y que le restan mucha energía.

 

8.   EXPRESAR AMOR

En cualquier relación positiva en la que haya cercanía o intimidad, los participantes experimentan cariño, afecto, estima y aprecio entre ellos. Expresar estos sentimientos es una necesidad relacional. Parte de quien somos con las personas que nos rodean es lo que sentimos por ellas y si queremos estar plenamente en contacto los unos con los otros debemos ser capaces de expresar los sentimientos de afecto. En un proceso de duelo ni que decir cabe de la necesidad de sentir que las personas que te rodean están plenamente en conexión contigo y te expresan su afecto y cariño.

 

Al mismo tiempo también es muy necesario el que te den la posibilidad de poder expresar los sentimientos de afecto, tanto hacia ellos como hacia la persona que ya no está con nosotros.

 

En definitiva, las necesidades relacionales son muy importantes para nuestra salud emocional, y en momentos dolorosos como la pérdida de un ser querido cobran especial relevancia. Estas necesidades van cambiando a lo largo de nuestra vida, se van modificando también por nuestras experiencias vitales y en el caso de sufrir la pérdida de un ser querido indudablemente nuestras necesidades de relación se van a ver afectadas.

 

Conocerlas nos ayudará a comprender mejor el comportamiento o la forma en que afrontan su proceso de duelo tanto familiares, como amigos cercanos que están sufriendo la misma pérdida que nosotros.

 

Tal y como he dicho al principio, más allá del dolor de la pérdida, la respuesta de las personas de nuestro entorno va a influir en el desarrollo de nuestro proceso de duelo. Por eso es importante si queremos ayudar a una persona en duelo el no presionar, reconocer, dar valor, evitar consejos, ofrecer seguridad, tomar la iniciativa, posibilitar la expresión de cariño…

 

Espero que pueda serviros de ayuda, Un abrazo.

 

Marta Sariñena Salamero.

 

Psicóloga. Counselling integrativo-relacional en duelo y pérdidas.

 

 www.artmemori.com

FUENTE: Más allá de la empatía. RICHARD G. ERSKINE; JANET P. MOURSUND; REBECCA L. TRAUTMANN. Editorial: Descleé de Brouwer, 2012

Si te ha interesado este artículo, quizás también te apetezca leer:

- Sentirse acompañado en el duelo

- Salud emocional en el duelo

- Las emociones en el proceso de duelo

Comentarios

AGREGA UN COMENTARIO

El correo electrónico no será publicado.