Teléfono: 974 420 779

info@artmemori.com

Mis derechos como niño tras la muerte de un ser querido

  • lunes 11 de mayo de 2015

En esta ocasión os reproduzco una lista de derechos que todo niño ante la pérdida de un ser querido debe tener. Esta lista ha sido ampliamente difundida a través de diferentes profesionales del ámbito de la psicología y también a través de numerosas páginas y blog que tratan al igual que nosotros de la ayuda y el acompañamiento en el duelo. En mi caso, la fuente de la que la he obtenido es:

Healing your Grieving Heart for Kids,

Alan D. Wolfelt, Ph.D., 2001

 

Me parece un material buenísimo que recoge muy bien los sentimientos, actitudes, comportamientos, formas de afrontar el dolor y en definitiva necesidades de los niños que se encuentran atravesando un proceso de duelo. Todos ellos aspectos que debemos tener presentes, muy presentes, si queremos comprender y poder ayudar a un niño en estas circunstancias. Espero que os resulte interesante y sobre todo útil.

  

1.     TENGO DERECHO A TENER MIS PROPIOS SENTIMIENTOS POR LA MUERTE DE UN SER QUERIDO.

  • Puedo enfadarme, sentirme triste o sólo/a.
  • Puedo tener miedo o sentir alivio.
  • Puedo sentirme insensible a lo que me rodea o, a veces, puedo no sentir nada en absoluto.
  • Nadie sentirá exactamente lo mismo que yo.

 

2.     TENGO DERECHO A HABLAR DE MI DOLOR SIEMPRE QUE TENGA GANAS.

  • Cuando necesite hablar, encontraré a alguien que me escuche y me quiera.
  • Cuando no quiera hablar, no pasará nada; también estará bien.

 

3.     TENGO DERECHO A EXPRESAR MIS SENTIMIENTOS A MI MANERA.

  • Cuando los niños sufren, les gusta jugar para sentirse mejor durante un rato.
  • Puedo jugar y reírme.
  • También puedo enfadarme y portarme mal. Esto no quiere decir que sea malo, sino que tengo sentimientos que me asustan y que necesito que me ayuden.

 

4.     TENGO DERECHO A QUE LOS DEMÁS ME AYUDEN A SOBRELLEVAR EL DOLOR.

  • Especialmente los adultos que me quieren.
  • Básicamente necesito que presten atención a lo que siento y lo que digo y me quieran pase lo que pase.

 

5.     TENGO DERECHO A DISGUSTARME CON LOS PROBLEMAS NORMALES Y COTIDIANOS.

  • A veces puedo estar de mal humor y puedo tener problemas en las relaciones con los demás.

 

6.     TENGO DERECHO A SUFRIR “OLEADAS DE DOLOR”.

  • Las oleadas de dolor son sentimientos de tristeza repentinos e inesperados que a veces me invaden, incluso mucho tiempo después de la muerte de una persona. Estos sentimientos pueden ser muy fuertes e incluso pueden dar miedo. Cuando me sienta así a lo mejor tengo miedo a estar solo.

 

7.     TENGO DERECHO A APOYARME EN MIS CREENCIAS RELIGIOSAS PARA ESTAR MEJOR.

  • Sean cuales sean mis creencias puede que me ayuden de alguna forma a estar más cerca de la persona que ha muerto.

 

8.     TENGO DERECHO A PREGUNTARME POR QUÉ HA MUERTO LA PERSONA A QUIEN QUERÍA.

  • Sin embargo, si no encuentro respuesta, no pasa nada. Las preguntas sobre la vida y la muerte son las más difíciles de contestar.

 

9.     TENGO DERECHO A RECORDAR A LA PERSONA QUE HA MUERTO Y A HABLAR SOBRE ELLA.

  • En unas ocasiones los recuerdos serán alegres y en otras, tristes. Sea como sea, los recuerdos me ayudan a mantener vivo mi amor por la persona que ha muerto.

 

10.  TENGO DERECHO A SEGUIR ADELANTE Y SENTIR MI DOLOR Y, CON EL TIEMPO, CURARME.

  • Viviré una vida feliz, pero la vida y la muerte de la persona que ha muerto siempre formarán parte de mí. Siempre la echaré de menos.

Comentarios

AGREGA UN COMENTARIO

El correo electrónico no será publicado.