Teléfono: 974 420 779

info@artmemori.com

Las madres olvidadas

  • lunes 11 de mayo de 2015

En el Día de la madre quiero dedicarnos estas palabras (que se acompañan de mi más sincero respeto y admiración y un gran abrazo desde la distancia) a todas aquellasmadres que perdimos a nuestros hijos e hijas antes de que nacieran. Porque sí, somos madres, y seguimos amando a nuestros bebes, y seguimos recordándolos y deseándolos como el primer día. Y no, no los olvidaremos nunca. Porque no es el olvido, sino el reconocimiento de nuestros hijos, lo que hará que nos sintamos mejor. Porque llegarán otros bebés (o quizás no), pero no para suplantar al que se fue, sino para acompañarlo en nuestros corazones y nuestras vidas.

 

Es duro pasar el día de la madre con los brazos vacíos, pero más duro es tener que explicar al mundo entero lo que es una madre, lo que es un hijo, y por qué no debemos olvidar a nuestros bebes, por qué no queremos olvidarlos. Y por eso estas madres nos convertimos en un ejemplo de valentía, fortaleza y entereza. Porque seguimos luchando porque se reconozca la memoria de nuestros hijos e hijas, que la sociedad no ha visto, o no ha querido ver nacer. Porque conseguiremos cicatrizar nuestras heridas y recordar a nuestros hijos e hijas desde el amor, y no desde el dolor. Porque no los negamos, sino que los recogemos en nuestro seno y los guardamos para siempre en nuestros corazones. Porque luchamos contra viento y marea para curar este desconocimiento de la sociedad sobre una tragedia que sufren tantas mujeres. Porque hablamos en boca de todas ellas cuando decimos que nuestros bebes no se fueron, sino que habitan en nuestros corazones y nos ayudan a crecer como personas. Ese es su regalo para nosotras. Un regalo para toda la vida.

 

Eva Blanco

 

 

Comentarios

AGREGA UN COMENTARIO

El correo electrónico no será publicado.