Teléfono: 974 420 779

info@artmemori.com

El poder sanador de la escritura

  • lunes 11 de mayo de 2015

En estos últimos meses nos han llegado diferentes correos de hombres que han perdido a sus esposas y casualmente coinciden todos ellos en que están recorriendo el camino del duelo a través de la escritura, apoyándose en las palabras y en su poder sanador. Ellos nos han invitado a compartir su experiencia, así que aquí os dejamos con algunos fragmentos y los enlaces a sus propios blogs, creemos que puede ser de ayuda para otras personas que están pasando por una vivencia similar.

 

Aprovechamos para recordaros que la sección de “Experiencias personales” está pensada para publicar vuestros escritos, poemas, artículo y todo aquello que pueda ser interesante para otras personas que también están en duelo o buscan información sobre él. Siempre desde un prisma más personal e íntimo. Muchas gracias por participar y compartir.

 

Experiencia de Arturo Saez Muñoz: 

 

Escribí todos los pasos de mi duelo y se transformó en un Texto de 50 páginas publicado en mi blog denominado “Mi después de tu partida” que ha servido de ayuda a cientos de personas, y este es el comienzo:

 

“Un poeta me dijo lo siguiente por lo que escribí:  ’Escribir libera el alma, es muy sanador en todo sentido’.  Mi  Texto seguramente le servirá a más de alguien para atreverse a escribir también y conseguir lo que yo he logrado en cuatro años desde su partida, estar en paz.

 


“Escribirte las maravillosas experiencias que he tenido después de tu partida ha sido muy sanador en mi proceso, y todo cuanto te hablo; recuerdos de nuestros casi 50 años juntos, emociones,  sueños muy hermosos y agradecer tus manifestaciones; por lo extenso que es, al escribirlo nada ha pasado al olvido, y mágicamente al ir escribiendo y releyendo me permite sentir que me escuchas, que no es una ilusión, que no son palabras al viento. Así sigo sintiendo tu maravillosa compañía.“

 

“Todo lo que he aprendido desde el primer día de tu partida;  tu presencia en la pieza de nuestra hija sentida por nuestro nieto para despedirte de ambos, señales, mensajes, más de 500 sueños, en especial uno más que hermoso como lo han sido todos, en el que me señalas que estás bien, me ha sido muy enriquecedor por mi total ignorancia en estos temas habiendo sido lo que me ha mantenido en vida, en actividad total“.

 

Experiencia de: Franklin A. Díaz Lárez

 

“Desde que nos dieron la fatal noticia del resurgimiento del cáncer hasta que falleció [mi esposa], transcurrieron seis meses; los seis meses más horribles de mi vida. Fueron tantos los horrores que vivimos mi pequeña hija y yo, que escribí un libro en el que narro al detalle todo el proceso.  Lo he titulado “La casa del columpio”. No tengo ningún interés comercial en ello, por lo que el que quiera leerlo se lo envío totalmente gratis en formato PDF para que lo lea en su ordenador. De todas formas, también está publicado en Amazon, a un precio simbólico de un euro, y en papel en la librería “La Isla” de Santa Cruz de Tenerife.  También creé una página en facebook a la que he llamado “Club de encuentro entre viudos y viudas”, destinada a darnos apoyo recíproco en la pérdida del ser amado (no es una página para buscar pareja).”

Comentarios

  • Arturo Sáez Muñoz miércoles 22 de julio de 2015

    ¿Habrá algo más hermoso que entregar cariño, consuelo, esperanzas y más aun a quienes uno ni siquiera tiene el gusto de conocer? Desde la partida de mi queridísima esposa lo he tomado, guardando las proporciones, como un apostolado, a pesar de que nunca de sido de ir a la iglesia y tener contacto con religiosos, salvo que cuando niño nos hacían ir a la parroquia cercana. Más bien últimamente me he relacionado con gente muy importante de las letras, psicólogos, médiums y muy conocedores de estos temas dándoles a conocer mi experiencia, que por ser como lo he apreciado los llamo misteriosos fenómenos que pueden ocurrir a la partida de nuestros seres queridos, lo que nos entrega la hermosa esperanza de que estemos en contacto realmente con Ellos y que nos encontraremos realmente el esos misteriosos planos donde se encuentran en la continuación de sus vidas. Felicitaciones por tan noble ayuda a los demás y muy agradecido por considerar mi Texto para poder compartirla con quienes necesiten de la ayuda de alguien que ya ha pasado por tan dolorosa experiencia, a pesar de que es tan sólo mi experiencia muy personal y escrita sin la ayuda de nadie más que de “Ella” desde donde me esté acompañando siempre como me ha señalado un amigo psicólogo/médium, y así es como lo siento. Voy a tomar muy en cuenta la nota que me enviaron y agradezco sus expresiones como me dicen de bellas palabras. Les puedo señalar que no me incomoda para nada dar a conocer mi mail ya que está puesto en mi Blog “Mi después de tu Partida”

  • Lucy miércoles 22 de julio de 2015

    Estoy de acuerdo con el poder que tiene la escritura para lograr organizar nuestros pensamientos, sobretodo después de un evento trágico. He perdido a mi prometido semanas antes de nuestra boda hace 2 años, hice lo mismo, escribí mucho sobre cada sentimiento, ahora empiezo a publicar un blog publicando las hojas del diario. Leeré después de tu partida.

  • Manejo del Duelo miércoles 22 de julio de 2015

    Es una gran herramienta para poder exteriorizar e identificar nuestras emociones. Más aún cuando no pudimos despedirnos de este ser querido como hubiésemos querido.

  • valentin spindler miércoles 22 de julio de 2015

    Buscando en google “duelo y escritura” lleva a muchos enlaces: aquí solo el primero que empieza con una cita de Del Cabral,M. (1957) “Los húespedes secretos”, en “Antología selecta”. Ed. Losada.: (pág.163) “Aquí te escribo, pero siempre hay algo,algo tuyo de fuga,algo tuyo que vuela, que no existe dentro de ti, y te hace existir a fuerza de su ausencia” http://www.querencia.psico.edu.uy/revista_nro12/victor_guerra.htm ca.10 pág. Duelo y escritura: “retrato de un hombre invisible”.Víctor Guerra (Psic.. Psicoanal./ A.P.U. mail:vguerra@internet.com.uy) Introducción. Un hombre recibe la noticia de la muerte de su padre, lo invade una “irreductible certeza de su propia mortalidad”. Siente instalarse en él la sensación de una doble ausencia: la real de la muerte y la ausencia de un recuerdo del vínculo con el padre. Tal vez esto le haya dado la constatación de que lo perdido estaba presente ya desde hace muchos años. Siente la inminente necesidad de rescatarlo en algún plano. Intuye que tal vez de esa forma algo de él, y en él, se rescate también. Se sienta y comienza a escribir. La hoja en blanco y su vacío se abre como un espacio en el cual desplegar sus interrogantes e intentar hacer visible lo invisible. Los recuerdos de su relación con su padre van desfilando y van desnudando la historia de una relación que paradójicamente parece que recién comenzara a construirse. Claro, en la medida en que se escribe, se reinscribe en el universo simbólico del autor y del posible lector. Pero el que escribe, Paul Auster……….

  • Arturo Sáez Muñoz miércoles 22 de julio de 2015

    Con fecha 2 del presente tuve la dicha de recibir vuestra nota en la que me agradecen compartir mi experiencia de duelo y también la dicha de ver publicada la primera página de mi texto de mi Blog denominado “Mi después de tu Partida”. Al día siguiente les envié, por si lo estimaran acertado, el Prólogo del texto para dar una pincelada de las 50 páginas escritas, el que envío nuevamente. Atento a vuestra respuesta, les saluda muy atentamente, desde Chile Arturo Sáez Para quienes no dispongan del tiempo suficiente para leer mi escrito me permito darles una pincelada del motivo de este a través del Prólogo. También dar a conocer que fui mezclando desde un comienzo del texto recuerdos de nuestros casi 50 años juntos, desde sus lindos 15 años de edad, emociones, algunos de los más de 500 sueños con Ella y algunos de los, para muchos, increíbles fenómenos paranormales para darnos a saber de su presencia a nuestro lado. El Epílogo que inicialmente era de una página se transformó en cuatro, en el que doy a conocer a lo que llegué después de cuatro años escribiéndole desde su partida, agradeciéndole toda la ayuda recibida desde esos misteriosos Planos donde se encuentra, con la certeza de lo que será nuestro feliz reencuentro. PRÓLOGO. En lo que a continuación señalo no hay una sola palabra que distorsione en lo más mínimo lo que he escrito. Son mis vivencias y por su contenido no podría agregar nada que no sea la realidad. Es un homenaje al único y gran amor de mi vida. Estos sentimientos los comencé a escribir en julio 2009, tres meses después de la partida de mi niña adorada, producto de las primeras señales recibidas después de haberle pedido, con dolor profundo, cómo podría manifestarme, pero que no fuera a través de los sueños porque venía soñando a diario con ella, si su vida continuaba de alguna forma, si escuchaba mis oraciones, mis mensajes y mis agradecimientos por lo que significó para mi y mi familia haberla tenido a mi lado desde su tan temprana edad, una niñita de tan sólo 15 años. Aquí están expresados todos mis sentimientos, emociones y alegrías de este tan difícil proceso. Alegrías, por las impresionantes y hasta ese momento poco convincentes señales recibidas, las que al irse sumando una tras otra sólo debí aceptar como una hermosa realidad, las que siguieron sucediéndose más adelante, lo que se me confirmara también al leer en los libros del Dr. Brian Weiss, textos que Ella también leyó, el resultado de sus investigaciones de muchos años acerca de éstos fenómenos inexplicables, dicho por el mismo, pero existen. Según sus conclusiones nuestros seres queridos se nos presentan cuando ven que es necesaria su presencia a nuestro lado y se manifiestan, como a mi me ha sucedido también, moviendo cosas, cambiándolas de lugar, conectando o desconectando equipos eléctricos, por telepatía, o presentándose como cuando estaban en estado físico. Me he dado cuenta que no es común que se reciban tantas señales de un ser querido como lo ha hecho mi niña adorada, y me considero realmente un privilegiado. Esas señales no sucedieron con la partida de mis padres ni de mis hermanos. Es lo más hermoso que me pudo haber sucedido después de su partida y no puedo hacer menos que dar gracias a Dios.

  • Arturo Sáez Muñoz miércoles 22 de julio de 2015

    Comparto estos pensamientos después de cinco años desde la partida de mi amadísima esposa: “Como me sucedió en el tiempo, llegará el momento que les recuerden en todo instante con mucho más amor que con tanto dolor. En el tiempo sólo encubrí la herida; como un tatuaje de amor no la borré; y pienso que así será para toda la vida cuando ha habido un amor como el nuestro. Nunca jamás pasará al olvido esa preciada etapa de nuestras vidas; la llevaremos siempre en el recuerdo como lo más hermoso que nos pudo suceder, y así, en el tiempo, como lo siento en el alma, llevaremos este proceso sin ese dolor desgarrador, más bien con mucho amor que es lo reparador.”

AGREGA UN COMENTARIO

El correo electrónico no será publicado.