Teléfono: 974 420 779

info@artmemori.com

En primera persona

  • lunes 11 de mayo de 2015

EN PRIMERA PERSONA:

“Hace unos diez años murió mi hermana Inma cuando ella tenía 41 años y yo 32 por un cáncer de pulmón que después se extendió al cerebro. Mi primera reacción al saber que le quedaban tres meses de vida fue salir a llorar al pasillo del hospital. Cuando me desahogué me propuse cuidar de ella hasta el último minuto, y así lo hice, los dos primeros meses en su casa y el último en el hospital, por lo que tuve tiempo de mentalizarme de que la iba a perder y esto hizo que el duelo no fuese tan traumático para mí.

 

Unos años más tarde falleció mi padre de un infarto cuando tenía 76 años. Unas semanas antes de su muerte se había quejado de un dolor en el brazo, y le dije que fuese al médico, pero con las personas mayores eso no es suficiente porque lo que hay que hacer es llevarlas. La noche que murió se levantó de la cama hacia las 11 de la noche porque no podía respirar. No nos dimos cuenta de que estaba teniendo un infarto, y en vez de llamar a una ambulancia le dije que se vistiese y lo llevamos al hospital en el coche, pero murió por el camino. Su muerte fue un mazazo para mí porque no supe ayudar a mi padre cuando más me necesitaba, y cinco años más tarde todavía me siento responsable de su fallecimiento y es un sentimiento que creo que me acompañará mientras viva.

 

Saludos y suerte.”

OSCAR GARCÍA. 

 

NUESTRO COMENTARIO:

 

Buenos días, Oscar:

 

En primer lugar muchas gracias por “poner tu granito de arena” como tú dices, en este proyecto y espero que nuestros contenidos sean de tu interés. Gracias por querer compartir tu experiencia, debe haber sido muy duro para ti perder a tu hermana y años después a tu padre.

 

¡Que sabias tus reflexiones!, ¡Qué importante es podernos despedir de las personas que queremos!, y el mentalizarnos de su marcha, y poder prepararnos para nuestra vida sin esa persona.

 

¡Cuánta responsabilidad me transmiten tus palabras Oscar! Ojala pudiéramos proteger a todas las personas que amamos, pero no siempre está en nuestras manos. A veces nos enfrentamos a situaciones muy difíciles de gestionar, y hacemos todo lo que podemos y sabemos hacer, aunque luego no nos parezca suficiente.

 

Te felicito por la valentía, la responsabilidad y el cariño que transmite tu mensaje. El proceso de elaboración de duelo es único en cada persona y su elaboración puede implicar un trabajo duro a lo largo de un periodo de meses o años. Oscar, sufrimos la pérdida porque amamos y deseo que tu capacidad de amar sea la que te permita superar la desesperanza y los sentimientos de culpa en el duelo para que puedas seguir avanzando hacia delante.

 

Un fuerte abrazo,

Marta Sariñena.

Comentarios

  • María miércoles 29 de julio de 2015

    Hola, Os felicito por vuestra iniciativa.

  • Equipo artmemori miércoles 29 de julio de 2015

    Hola María, muchas gracias por tus palabras de apoyo. Esperamos que los contenidos que presentamos sean de tu interés. Un abrazo, Begoña Equipo de redacción

  • MERI PINEDA miércoles 29 de julio de 2015

    HOLA OSCAR YO TAMBIÉN PERDÍ A MI MADRE HACE 2 MESES DESPUÉS DE 4 MESES DE AGONÍA SUFRIENDO POR LA ETAPA FINAL DE UN CÁNCER Y TODO LO QUE VIVÍ CON ELLA EN ESE TIEMPO ME DEJO TRAUMATIZADA LA VEO FALTANDO LE OXIGENO DOLORES FUERTE DE PECHO SIN PODER CAMINAR DOLIENDO LE TODO LOS HUESOS DE SU CUERPO AL PUNTO QUE NADA PARA DOLOR LA AYUDABA FALLÁNDOLE POCO A POCO SUS ÓRGANOS Y ELLA COCIENTE DE TODO CRÉEME PREFERIRÍA QUE SI DIOS QUE ES EL QUE TIENE EL CONTROL DE LA VIDA Y LA MUERTE SE LA LLEVARA DE UN INFARTO QUE SUFRIR TANTO POR UN CÁNCER TERMINAL TU PADRE TENIA PROGRAMADA LA PARTIDA AL CIELO PARA ESE MOMENTO Y TU NI NADIE LO PUEDA EVITAR TRATASTE DE SALVARLO LLEVÁNDOLO AL MEDICO LAMENTABLE MENTE NO AGUANTO SI ERA TU CARRO O AMBULANCIA EN ESTE MOMENTO NO IMPORTA PORQUE TU PADRE TENIA QUE PARTIR CON EL SEÑOR SIENTE LA TRANQUILIDAD DE QUE TRATASTE DE AYUDARLO EN LOS MOMENTOS MAS TENSO NO SOMOS DIOS PARA TENER LA RESPUESTA A TODO MENO LA SOLUCIÓN DE TODOS LOS PROBLEMAS TU NO FUISTE CULPABLE DE SU ENFERMEDAD Y UNA AMBULANCIA NO HUBIESE DETENIDO SU MOMENTO DE PARTIDA ES HORA DE COMENZAR NUEVAMENTE A VIVIR CUANDO PIENSE EN TU PADRE NO LO VEAS SUFRIENDO VELO FELIZ EN EL CIELO

AGREGA UN COMENTARIO

El correo electrónico no será publicado.