Teléfono: 974 420 779

info@artmemori.com

Mi experiencia de niña y de adulta en relación al duelo

  • martes 13 de octubre de 2015

Autora: Ana Maestro

El duelo es algo natural…… es ley de vida…… es el ciclo natural de nuestra existencia: nacemos y morimos…..Todos estos conceptos, para mí racionales, que muchas veces se emplean para hacer referencia al duelo sirven para dar un soporte teórico al dolor de una pérdida.

Pero yo me pregunto: ¿Qué entiende un niño/a de este concepto teórico del duelo? En mi infancia recuerdo la pérdida de dos abuelos. En esos momentos me sentía como si estuviera viviendo una película, como algo ajeno a mí: veía expresiones de dolor en mi familia pero apenas si se expresaba nada.  Me sentía muy confusa. Veía algo que no comprendía: veía sufrir pero no decir nada, veía llorar de una forma casi imperceptible, veía que la tele no se encendía, pero tampoco se hablaba de nada, y yo estaba deambulando sin saber muy bien qué hacer con la pérdida de mis abuelos, cómo despedirme de mis ellos ni qué decir a mi familia. 

mafalda tiritas para el corazón

Tras estas experiencias fui creciendo y aprendí que el duelo es como una pérdida que uno lleva en silencio, como esa ley de vida que nadie puede cambiar. Compartí con amigos las pérdidas de sus seres queridos y me seguía sintiendo como una niña confusa aun cuando ya era una adulta: qué decir, que preguntar, en qué momento me acerco….

Cuando estudié la carrera de psicología “algo” se habló sobre los procesos de duelo, pero la verdad nada que me ayudara a cómo expresar el dolor, si es normal esto que siento, qué hago para ayudar a mi familiar, amigo, paciente… Después comencé un máster donde me enseñaron qué es un duelo, cómo manejarlo, qué hacer con lo que siento, cómo despedirme, por qué fases puedo pasar…. Y ahí viví la experiencia personal de aprender que un duelo no solo se siente por una persona que muere, sino por un cambio de colegio (como fue mi caso), por mudarme de mi pueblo natal, por dejar un trabajo, por perder una casa, por aquella meta que quise lograr en mi vida y no pude…. Por fin pude vivir la experiencia de sentirme acompañada pudiendo expresar mi rabia, pudiendo vivir mi tristeza, en no tener miedo por sentir miedo por mi pérdida, aceptar que se fue, decir adiós.

Vivir en mi propia persona lo que es un proceso de duelo, me permitió sanar no solo los duelos que ahora vivo como una persona adulta sino también tener presente que la niña que fui también vivió duelos que necesitaba expresar para poder cerrarlos. De cara a los niños, también he aprendido en primera persona lo importante que es ayudar a los niños que tienen pérdidas a que no vivan con confusión todo el revuelo emocional que se crea a su alrededor. 

Me he incorporado al espacio de duelo de Artmemori para aportar todo mi conocimiento y experiencia en el duelo para poder acompañaros y apoyaros siempre que lo necesitéis desde los servicios de Ayuda en el Duelo

 

 

Comentarios

AGREGA UN COMENTARIO

El correo electrónico no será publicado.