Teléfono: 974 420 779

info@artmemori.com

El dolor acompañado, duelo menos

  • martes 13 de octubre de 2015

Autora del texto: Noelia Sánchez. Forma parte del Gabinete de Expertos de Artmemori y es facilitadora del Grupo Online de Ayuda Mutua en duelo gestacional de Artmemori: GOAM BEBÉS

 

Me llamo Noelia Sánchez. Nací hace 32 años en Barcelona.

Siempre he sido muy sensible y con una habilidad especial para estar cerca de las personas. Entusiasta por naturaleza, muy activa y soñadora.

Me formé como trabajadora social teniendo muy claro que era un mundo tan amplio como interesante y estaba decidida a explorarlo a fondo. Así lo hice, implicándome con diversos colectivos desfavorecidos y exprimiendo cada experiencia.

Tiempo después decidí ser madre apostando por la vida pero ésta, para mi sorpresa, me regaló muerte. Mi primera hija moría en mí, antes de poder disfrutar con ella de todos los planes que había ideado para mi preciosa familia. Despedir su cuerpo sin vida fue el principio de mi nuevo rumbo.

Caminé mi duelo con la certeza de que de mis cenizas resurgiría algo muy valioso, redirigí mi formación y ese algo hoy tiene la fuerza suficiente para hacer de la desolación de la muerte el amor por la vida.

Al sanar el tsunami emocional en el que me vi envuelta, nació mi proyecto "Duelo con Doula" en el que persigo el objetivo de que todas las familias que pierden a su querido bebé puedan sentirse acompañadas en su duelo y, a la vez, trabajo con empeño en romper ese tabú social que rodea a la muerte gestacional-neonatal.

Me siento comprometida de pies a cabeza con la visibilización de nuestros hijos y deseo con todas mis fuerzas que su larga muerte no eclipse a su corta vida. Ellos estuvieron, forman parte de nuestra familia, de nuestra vida y de nuestro ser y merecen ser respetados por cómo fueron y como serán siempre en nuestro recuerdo.

Tengo la enorme certeza de que cada obstáculo al que nos reta la vida, se puede convertir en un gran trampolín y con éste coger impulso hacia la dirección que uno desee, solo depende de si uno se atreve a saltar o no. Y defiendo con todo mi ser que sí se puede, pese al vértigo que da desprenderse del dolor y quedarse sólo con el amor, que en letras parece algo corto pero que es la clave de todo.

Integrar la pérdida y aprovechar la experiencia que nos brinda la cicatriz del duelo para seguir el camino con paso firme y el corazón en la mano.

No será un camino fácil, pero valdrá la pena.

Así que sigo el rumbo al que mi duelo me impulsó y al que mi corazón me va llevando.

*En la imagen, CORA, el nombre de la primera hija de Noelia y los piecitos de su hermano. Esta foto fue tomada por Norma Grau y forma parte del Proyecto Stillbirth

Comentarios

AGREGA UN COMENTARIO

El correo electrónico no será publicado.