Teléfono: 974 420 779

info@artmemori.com

Cuéntame un cuento

  • viernes 30 de octubre de 2015

Texto de Mercè Pla Reyes, educadora social y miembro del Gabinete de Expertos de Artmemori.

 

De pequeño pedía a mi papá o mamá:"Cuéntame un cuento para dormirme". De joven pedía:"Cuéntame un cuento para aprender la esencia de la vida”. De adulto pedía:”Cuéntame un cuento para no dormirme en la vida”. Y de viejo te ofrezco “contar cuentos para enseñar la esencia de la vida”.   

José Carlos Bermejo

 

Antes de empezar  te quiero pedir una cosa: Cierra los ojos, y pregúntale a tu corazón: ¿Recuerdas algún cuento que te regaló alguien?, ¿cómo lo recuerdas?

 

Una vez lo tengas… escríbelo. Regálate el placer de vivir las emociones que sientes al recordarlo, seguro que serán recuerdos importantes en tu vida.

 

Los cuentos, las historias, los poemas… son mágicos en nuestras vidas. Los personajes viven en muchas ocasiones situaciones similares a las nuestras, y sus metáforas nos ayudan a pensar y a reflexionar en nosotros mismos.

 

Cuando se nos muere una persona querida, que ha formado parte importante en nuestro camino, nos paramos y no sabemos qué hacer, no sabemos por qué camino tirar, qué sentimos, qué tenemos que decir o dejar en el tintero…

 

Estamos perdidos en la Nada… en un camino del que no vemos el final, estamos con la mochila  cargada de emociones. Emociones como la ira, la desesperación, la impotencia, el sufrimiento, la soledad… todo junto es como  una piedra de gran peso que cada vez nos ahoga más en el desierto.

 

Los cuentos, las historias, los poemas… son como esa brújula que nos enseña el camino por el que tenemos que tirar, qué pasito tengo que hacer, para ir viviendo tanto dolor en paz y poder desarrollar mi sentido de la vida.

 

Ocurre muchas veces que la persona, a partir de un cuento, puede identificar sus propios miedos, sus propias emociones y entonces toma consciencia de lo que en ese momento le está sucediendo. Puede hablar de ello, le puede poner nombre y sobre todo puede mirar en qué camino le dice su propia brújula que tiene que avanzar. 

 

Es un regalo para cada uno de nosotros poder escuchar esa historia mágica, que nos puede hace sentir identificados, que nos puede ayudar a poner nombre a lo que sentimos, que nos hace reír y llorar a la vez.

 

En el fondo, los cuentos nos ayudan hacer el ejercicio de llegar a nuestro propio corazón… y a partir de él, encontrar la paz en nosotros mismos y transformar nuestras vidas.

 

Por último y no faltaba más…os regalo un cuento de Jose carlos Bermejo, para reflexionar un poco sobre nosotros mismos.

 

Tras disfrutar de este cuento, os planteo unas preguntas para reflexionar:

¿Quién soy yo?...

¿Por dónde dejo escapar mi  agua?

¿Dónde están mis grietas?, ¿las reconozco?

 

***

En la tienda online de Artmemori encontraréis cuentos sobre la muerte y el duelo clasificados por edades. Si necesitas alguna recomendación, te personalizamos la búsqueda.

Si os apetece, podéis expresar vuestros pensamientos, emociones y reflexiones en el espacio de comentarios de este blog. Si este artículo os ha parecido valioso, también lo podéis compartir  en redes sociales y entre vuestros contactos.

Si queréis realizar alguna consulta a raiz de este artículo, podéis poneros en contacto a través del correo info@artmemori.com. Si lo que necesitáis es que os acompañe y/o asesore en vuestro proceso de duelo, podéis solicitar este sercicio en el apartado de Apoyo en el duelo

¡Muchas gracias y hasta la próxima!

 

 

 

 

 

Comentarios

AGREGA UN COMENTARIO

El correo electrónico no será publicado.