Teléfono: 974 420 779

info@artmemori.com

La esquela se reinventa: la nueva era de los homenajes virtuales

  • miércoles 7 de octubre de 2015

Hace poco me comentaba una amiga de cierta edad ya avanzada que ella lo primero que hace cuando abre el periódico para empezar a leerlo es irse directa a la sección de necrológicas y hacer un repaso de todas las esquelas publicadas en el día. Reconozco que me sorprendió su afición y sondeé entre otros amigos y conocidos de diversa índole a ver si alguien más mostraba el mismo interés por las necrológicas y descubrí que si bien no es lo primero a lo que la mayoría acude, sí resulta una sección fija en la lectura del periódico. A la gente le interesa saber quién se ha muerto, y aunque no lo conozca, parece que le gusta saber cómo fue la vida del difunto y las palabras que le dedica la familia. Además, algunos de mis consultados buscan entre los nombres, no sin temor, alguno reconocido… Y al hilo de esta investigación recordé también la actitud de los vecinos de mi pueblo que en cuanto ven la funeraria con la persiana subida y la esquela en el tablón se acercan raudos a comprobar si el fallecido es alguien conocido. De ser así, se apresuran también a comunicarlo a sus allegados y a los que no lo son también, para compartir comentarios, anécdotas y recuerdos sobre el finado. Somos así en mi pueblo.

 

Quizás en la mayoría de los pueblos españoles la reacción sea similar ¿verdad? Me pregunto si ambas actitudes, la del lector de periódicos que devora las esquelas y la del vecino que hace correr la voz sobre una nueva defunción, no serán inherentes al ser humano, al menos al ser humano que habita nuestros pueblos y ciudades. Porque de ser así las esquelas son un elemento de comunicación al que le queda muchísimo recorrido. La cuestión es que yo no soy de leer el periódico en versión papel y las esquelas on line me parecen bastante frías y demasiado similares las unas de las otras. Por eso la opción de los homenajes virtuales me parece la más acertada: Por una parte cumplen la función del aviso fúnebre de la esquela y por otra la función de la necrológica, un tributo personalizado y realizado con el corazón, a la persona fallecida. Aunque los periódicos han tratado de modernizar sus servicios con la sección on line de las esquelas, a mi entender éstas han quedado anticuadas y superadas por los homenajes virtuales. Frente a la apariencia estática, permanente y cerrada a la participación de las esquelas tradicionales emerge el homenaje virtual como un espacio web individual, personalizado, dinámico, actualizable e interactivo, ya que todo el mundo que lo desee puede hacer comentarios, enviar condolencias, aportar su vela o flor virtual, compartir en redes sociales incluso sugerir contenidos como fotos o vídeos del fallecido.

 

Para la familia que lo desee, además se puede crear un código QR que podrá colocar en la lápida o en los recordatorios para que desde el propio Smartphone se pueda tener acceso y compartir el homenaje.

  

Begoña Giménez
Responsable de Marketing
artmemori.com

Comentarios

AGREGA UN COMENTARIO

El correo electrónico no será publicado.