Teléfono: 974 420 779

info@artmemori.com

"Los relicarios son joyas que ayudan a expresar sentimientos"

Los relicarios tienen una indiscutible carga emocional y afectiva para quién porta esta joya. En su interior puede contener una pequeña porción de cenizas de la persona fallecida o una foto o cualquier otro recuerdo que conecte con su ser querido. La decisión de colgar al cuello una joya tan especial es una posibilidad que muchas personas se plantean frecuentemente, pues también se puede llevar de manera discreta sin que nadie sepa exactamente de qué se trata. Algunos crematorios o cementerios como el de Granada, ofrecen la posibilidad de reservar una pequeña porción de cenizas para que la familia pueda guardarlas en este tipo de joyas relicario. Este servicio cada vez tiene mayor aceptación y por ello muchas funerarias han optado también por incluir estas joyas en su catálogo. La palabra relicario tiene para muchos una connotación claramente religiosa, pues éstos se han utilizado desde la antigüedad para depositar las reliquias y recuerdos de los santos. Grandes personajes ilustres, especialmente reyes y aristócratas, los llevaban colgando del cuello en preciosas joyas en forma de medallón.  El origen de las joyas relicario es, sin embargo, mucho más antiguo, aunque se pusieron especialmente de moda en la Inglaterra de la época victoriana, extendiéndose después por toda Europa. Eran unos colgantes en cuyo interior se guardaba algún recuerdo del ser querido. Se podían regalar en celebraciones importantes pero especialmente se reservaban para el funeral, como muestra de luto y condolencia. Especialmente bellos son los que siguen el estilo del Art Noveau. Como joya decorativa que era, estaban realizados en metales preciosos, como el oro y la plata, y algunos de ellos son verdaderas maravillas de la orfebrería, con piedras preciosas incrustadas. La joya relicario también se conoce como “guardapelo” porque en ocasiones servía para guardar un pequeño mechón del ser querido. En estos casos, las joyas iban selladas para que no pudiera perderse el objeto guardado en el interior. En cambio, los había que contenían pequeñas fotografías y estos sí, contaban con sistema de apertura para poder ser mostradas. Los modernos relicarios joya relicario artmemori Así han llegado los relicarios hasta nuestros días, con propuestas de estilos más renovados, algunos muy vanguardistas y otros de claro estilo vintage. Igual que antes, se utilizan para guardar en ellos una pequeña porción de cenizas o bien notas escritas a mano, algún recuerdo o lo que cada persona considere oportuno. Desde artmemori.com hemos lanzado una primera colección de relicarios de la mano de la artista joyera Elisabeth Alba. Son dos piezas echas totalmente a mano “DURMIENDO EN MI” y “MÁS ALLÁ DEL TIEMPO”, realizadas en plata y cobre. Según palabras de la propia autora “espero que esta joya ayude a la persona a expresar sus sentimientos ante la pérdida y que eso le haga sentir mejor”.

Comentarios

AGREGA UN COMENTARIO

El correo electrónico no será publicado.